This content is protected, please and enroll course to view this content!

5 Comments

  1. Maria Carolina Chadwick Molina
    6 mayo, 2019 @ 5:59 pm

    Hola, me gustaría saber por qué no se puede usar en una habitación oscura?. No se pierde así el sentido del uso de la luz?

    Reply

    • Ainhoa González
      7 mayo, 2019 @ 9:52 am

      Hola Carolina, la pregunta es muy interesante. La luz es un estímulo para tod@s pero mucho más para los niñ@s, tenemos que tener en cuenta que si algo nos estimula como adultos, a un niño siempre le va a estimular mucho más. Entonces en primer lugar porque no queremos sobre-estimular al niño, la caja de luz tiene la suficiente potencia lumínica como para que los objetos o materiales que coloquemos sobre ella adquieran ya unas características que sorprenden al niño. Además contamos con un regulador de intensidad de luz en el mando y podemos adaptar la luz ambiente en caso de que por ejemplo el sol incida directamente sobre ella, bajamos un poco las persianas …pero lo que no se aconseja es la oscuridad total. Por otro lado también lo hacemos por higiene visual, al final se trata de un material que a oscuras sería un punto focalizado de luz y al salir de ese estado de oscuridad con luz focalizada el niño tendría que volver a adaptarse a “la luz”…nunca trabajo con las cajas de luz a oscuras y los niños nunca piden la oscuridad total porque no es necesario, a ellos ya les asombra y estimula ese nivel de luz-oscuridad…

      Reply

    • Ainhoa González
      15 julio, 2019 @ 1:11 pm

      Hola Carolina, no, para nada, podrás comprobar que aunque la habitación esté iluminada las propuestas en la caja de luz siguen siendo muy llamativas, además normalmente estos sistemas vienen con un mando y una opción de controlador de intensidad de la luz. Tenemos que tener en cuenta que la sensibilidad de los niños es más alta que en los adultos y que lo que a nosotros nos estimula a ellos les estimula mucho más, además también lo hacemos por una cuestión de higiene visual, es importante no trabajar focalizados en la caja de luz más de 20 minutos seguidos y tampoco hacerlo con bebés de 0-18 meses. En otras propuestas como espacios de luz se requiere oscuridad total pero porque las instalaciones no focalizan la luz como lo hace la caja de luz.

      Reply

  2. Isabel Maria Rol Gomez
    9 octubre, 2019 @ 11:32 am

    Hola Ainhoa, la recomendación de no trabajar mas de 20 minutos seguidos ¿es para todo el rango de edades? ¿o se podría ampliar de manera proporcional según el niño vaya creciendo?
    En mi caso la intención es trabajar con una niña de 8 años.

    Un saludo

    Reply

    • Ainhoa González
      9 octubre, 2019 @ 3:48 pm

      Hola Isabel, esta recomendación es para todos los rangos de edad, incluidos los adultos 😉 , sobre todo porque aunque trabajemos en una estancia iluminada y usemos una superficie de metacrilato de buena calidad hay que tener en cuenta que estamos focalizando nuestra mirada a un punto de luz, y por higiene visual se recomienda no trabajar más de 20 minutos seguidos. Lo ideal es trabajar un rato, descansar realizando otra actividad una media hora y luego si lo necesitáis retomar la actividad.

      Reply

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Contenido protegido